Las altas dosis de té verde podrían dañar el hígado y el riñón

Millones de personas en todo el mundo disfrutan de los beneficios del té verde, aunque también por su buen sabor. Por el momento, numerosos son los estudios que respaldan los beneficios del té, pero las evidencias clínicas en humanos son limitadas. No obstante, ha ido floreciendo y fortaleciéndose una industria farmacéutica que predica solo los beneficios de esta infusión, entre la que se encuentran varios suplementos de té.

BBC News publicó recientemente una historia de un hombre que necesita un trasplante de hígado después de tomar dichos suplementos. En 2017, el gobierno canadiense ya avisó de estos suplementos diciendo que “puede haber un vínculo entre el uso del extracto de té verde y el riesgo de una lesión hepática rara e impredecible”.

No está claro qué producto químico en particular del té verde causa una reacción tan adversa en el organismo. Los investigadores creen que son las catequinas, un tipo de antioxidante y, también, en un ingrediente tóxico conocido com Epigallocatechin-3-gallate (EGCG). Algunas personas pueden ser más susceptibles a este elemento que otras.

“Si bebes cantidades normales de té verde, no pasa nada. El mayor riesgo está en las personas que toman extractos concentrados”, afirma el profesor Herbert Bonkovsky, experto en lesiones hepáticas, en la BBC. “Por lo general, las personas toman estos extractos para perder peso, por lo que a menudo no comen. Sabemos por estudios en animales que en ayunas se absorbe un porcentaje más grande de catequinas”.

Añade que otras sustancias químicas, drogas o el consumo de alcohol también podrían jugar un papel importante en este hecho.

No hay que entrar en pánico si sueles tomar suplementos de té verde, pero debes consultar a un médico si sueles tener problemas de hígado. Y si presentas síntomas de enfermedades hepáticas, como coloración amarillenta de piel y ojos, náuseas, orina oscura y cansancio, deje de utilizarlo y habla de nuevo con tu médico.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria considera que estos suplementos son, de forma general, seguros, pero advierte que una dosis de más de 800 miligramos al día puede generar problemas de salud.

Curiosidades relacionadas
Comentarios