¿Cómo utilizan las redes sociales nuestros datos?

Cuando creamos una cuenta en una red social lo primero que hacemos es rellenar nuestro perfil. Una vez listo, debemos leer las condiciones generales de esa cuenta y aceptarlas para poder disfrutar del servicio. Siendo sinceros, muy poca gente se molesta en leer esa letra pequeña y el que se la lee le sirve de poco ya que modifican la política de privacidad constantemente, como en el caso de Facebook, algo por lo que ha sido muy criticado. ¿Qué estamos aceptando?

Tus datos permanecen aunque borres el perfil

La política de privacidad advierte que “incluso tras haber eliminado la información de tu perfil o tras haber borrado tu cuenta, es posible que alguna copia de dicha información permanezca visible en algún otro lugar”. Para evitarlo habría que eliminar uno por uno los datos, fotografías, vídeos, etc., en los que se aparece.

Sigue tus movimientos en toda la Red

Facebook utiliza cookies para saber cuándo has visitado una web, tu ubicación, qué dispositivo estás utilizando…

Corres ciertos riesgos si permites que “todos” te vean

Quizá te interese:

Cuando configuras tu privacidad para que “todos” puedan acceder a tu información abres la puerta a amigos, conocidos, desconocidos, personas no registradas en Facebook y motores de búsqueda.

Pueden convertir tus preferencias en anuncios

Si “te gusta” una página autorizas automáticamente a Facebook a mostrar tu nombre y tu foto al lado de un anuncio de dicha fan page para que lo vean tus amigos.

Hay datos que nunca podrás ocultar

Nombre, foto de perfil, amigos, páginas a las que has dado me gusta, sexo y las redes a las que perteneces siempre son públicas.

Das tu consentimiento sin saberlo

Cuando solicitas la muestra gratuita de un producto a través de Facebook estás dando tu consentimiento para que tus datos personales lleguen a las empresas que se anuncian en esta red social.

Curiosidades relacionadas
Comentarios