Los riesgos de llevar los pantalones de pitillo demasiado ajustados

A veces, la moda perjudica seriamente la salud, y lo hace silenciosamente. Los tan conocidos «skinny jeans»  o «pantalones de pitillo» son una prenda imprescindible en las tiendas de moda, sin embargo, su éxito, oculta posibles riesgos para la salud. Así lo refleja un informe publicado en la revista Journal of Neurology Neurosurgery & Psychiatry, según el cual este modelo de pantalones puede llegar a dañar seriamente los músculos y los nervios de las piernas.

El informe explica el caso de una mujer de 35 años que tuvo que pasar cuatro días en el hospital por llevar los vaqueros demasiado apretados. La joven australiana, tras pasar varias horas en cuclillas con unos jeans ceñidos, se encontró con dificultades para caminar y los pies entumecidos. Cuando acudió al Hospital Royal Adelaide los médicos hallaron varios edemas en las piernas y un bloqueo en los nervios del peroneo (en la rodilla), algo que calificaron como «síndrome compartimental»,  una dolorosa afección caracterizada por un aumento de la presión en un compartimento muscular que puede derivar a daño crónico en nervios y músculos.

 

Por su parte, la paciente fue tratada con un goteo intravenoso y pasados cuatros días fue capaz de volver a caminar sin ayuda.

El uso de jeans skinny probablemente ha potenciado las neuropatías tibiales (patologías asociadas a los nervios y tendones del pie) al causar un síndrome compartimental por el que las piernas se hincharon”, explican los autores del informe titulado «Fashion Victim» (víctima de la moda).

No se trata del primer caso registrado. Otros médicos han informado de síntomas como hormigueo y muslos entumecidos asociados al uso de estos pantalones. Este tipo de dolencias son tan comunes que ya existe un término para referirse a ellas: el síndrome de los pantalones apretados.  Los síntomas de esta afección incluyen dolores abdominales, problemas de circulación (que muchas veces conllevan la aparición de varices), entumecimiento de piernas, ardor de estómago y toda clase de irritaciones e infecciones urinarias y vaginales.

Hace un par de años The Telegraph publicaba un estudio bastante alarmante: el 72% de las mujeres han sufrido en algún momento alguna lesión provocada por las prendas o las rutinas cosméticas. La más numerosa es, obviamente, la producida por los zapatos de tacón (como ya comentamos anteriormente en otro post), pero también hay otras patologías menos evidentes e igualmente dañinas; Como llevar el bolso colgado del antebrazo, que provoca, con el tiempo, esguinces e incluso erosión de los tendones. O como la ropa demasiado ceñida que, tal y como se lleva alertando desde hace algún tiempo, puede generar trombos y otros problemas cardiovasculares.

 

Curiosidades relacionadas