Descubren una hormona que imita los beneficios del ejercicio

img_como_prepararse_para_practicar_el_trial_running_17028_origLas hormonas son moléculas que actúan como señales del cuerpo desencadenando diversas respuestas fisiológicas. Científicos de la Universidad del Sur de California (USC) han descubierto una nueva hormona que combate el aumento de peso causado por una dieta occidental rica en grasas, y normaliza el metabolismo regulando los niveles de azúcar en sangre aumentando la sensibilidad a la insulina.

Todo lo que comes se convierte en energía para el cuerpo, cuando ingerimos alimentos como carbohidratos o azúcares simples pasan directamente al torrente sanguíneo aumentando la concentración de glucosa (azúcar simple) en sangre, para bajar estos niveles, el páncreas comienza a secretar una hormona llamada insulina. Gracias a la insulina las células captan la glucosa presente en la sangre y la pueden aprovechar para obtener energía.

El abuso de alimentos ricos en azúcares trae consigo el agotamiento del páncreas y una consecuentemente alteración en la producción de insulina, que desciende por debajo de los niveles normales. Además con el abuso de ingestión de azúcares los tejidos que almacenan la grasa se saturan (ya que el exceso de azúcar se convierte en grasa), llega un momento que las células no responden a la insulina dado que no quieren más azúcar, y entonces es cuando se genera la resistencia a la insulina (diabetes). Sin glucosa las células no pueden obtener energía conllevando todo ello, cansancio y atrofia muscular.

La hormona recientemente descubierta, llamada “MOTS-c”, a diferencia del resto de hormonas, es codificada por ADN de la mitocondria. Las mitocondrias son las «centrales eléctricas» de las células y su función principal es convertir los alimentos en energía. La hormona MOTS-c se dirige principalmente a los tejidos musculares, donde restaura la sensibilidad a la insulina, contrarrestando la resistencia a la insulina. Por otra parte también promueve la oxidación de ácidos grasos, combatiendo la obesidad inducida por la dieta. Estos beneficios son generalmente aportados por el ejercicio. Dicho de otra manera: la hormona MOTS-c normaliza el metabolismo y aumenta su eficiencia.

Para probar los efectos de mots- c, el equipo inyectó la hormona en ratones alimentados con una dieta alta en grasas, lo que generalmente los volvería obesos y les induciría el desarrollo de resistencia a la insulina. Las inyecciones no sólo suprimieron ambos efectos en ratones, sino que también invirtieron la resistencia a la insulina promovida por el envejecimiento.

Aunque hasta la fecha todos los experimentos con MOTS-c se han realizado en ratones de laboratorio, los mecanismos metabólicos que le permiten a esta hormona funcionar en los ratones son los mismos en todos los mamíferos, incluyendo los humanos. La propiedad intelectual MOTS-c ha sido licenciada a una empresa de biotecnología, y los ensayos clínicos en humanos podrían comenzar dentro de los próximos tres años. La investigación publicada en la revista especializada Cell Metabolism

Fuente http://news.usc.edu/76817/newly-discover...
Curiosidades relacionadas