ReAnima, el extraño experimento que pretende «resucitar» a los muertos

efe7f6230be19ab2bacc2810ee033c14Himanshu Bansal, un cirujano ortopédico que trabaja en el Hospital Anupam, en el estado indio de Uttarakhand, estuvo a punto de llevar a cabo un experimento bastante polémico. Sus planes, para muchos poco éticos, eran resucitar a personas con muerte encefálica o cerebral, es decir, cuyo cerebro está clínicamente muerto.

Se puede declarar muerta a aquella persona que ha perdido de forma total e irreversible sus funciones cerebrales, aun si permanece con actividad cardíaca y ventilatoria gracias al soporte artificial en una unidad de cuidados intensivos. Así, la muerte encefálica implica el cese irreversible de la actividad vital de todo el encéfalo, incluido el tronco encefálico (estructura más baja del encéfalo encargada de las funciones vitales más importantes, como la respiración y el control cardíaco). No se trata de un estado de coma, puesto que éste es reversible y en él el cerebro sigue manteniendo su actividad.

El objetivo del proyecto bautizado como «ReAnima» era «reiniciar» el cerebro de personas clínicamente muertas imitando los mecanismos biológicos de algunos anfibios capaces de regenerar órganos vitales como el corazón y el cerebro. Inspirándose en estos animales, el cirujano quería aplicar a unas 20 personas con muerte cerebral una serie de intervenciones que incluían inyecciones de células madre mesenquimales (son multipotenciales, es decir, pueden producir más de un tipo de célula especializada del organismo) y un cóctel de péptidos que ayudarían a regenerar las células cerebrales. Además se estimularían las neuronas con un láser transcraneal y se aplicarían pulsos eléctricos en el nervio mediano, un nervio principal que se extiende desde el cuello hasta el brazo. Se tenía previsto publicar los primeros resultados en el 2017.

Teniendo en cuenta que estas técnicas ya se habían utilizado (con éxito) para mejorar la cognición en pacientes con lesión cerebral traumática, el experimento de Bansal no es tan descabellado. El cirujano se basó en dichos precedentes y en el hecho de que a lo largo de la historia se han descrito varios casos de personas que han recuperado su plena conciencia tras encontrarse en un estado de conciencia mínima. Sin embargo, los científicos del Consejo de Investigación Médica de India (ICMR) sostienen que los casos registrados pueden haber sido malinterpretados, al carecer de evidencias claras de muerte cerebral real, como la prueba de apnea.

Hasta hace poco el proyecto aparecía en el registro de ensayos clínicos del país, pero el pasado 11 de Noviembre el ICMR lo paralizó «por motivos éticos». El experimento no ha sido probado en animales y aunque tuviera éxito «los familiares podrían verse emocionalmente afectados». Además los representantes de varias instituciones religiosas se mostraron indignados alegando que el proyecto ReAnima «es una violación de las leyes de la naturaleza».

En su defensa Iro Pastor, director ejecutivo de ReAnima, dice que:

«No somos unos doctores Frankenstein, trabajamos dentro de los límites del sistema nacional de salud«. A su juicio, el ensayo podría abrir la puerta a nuevas terapias para regenerar daños cerebrales en pacientes vivos en coma y para tratar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Recientemente Science ha informado de que los responsables del proyecto intentarán buscar una vía para continuar con el experimento, si es necesario, fuera de India.

Fuente http://www.infobae.com/salud/ciencia/201...
Curiosidades relacionadas