Trasplantan por primera vez un corazón artificial con tejidos biológicos

Un equipo médico francés ha trasplantado por primera vez un corazón artificial elaborado a partir de tejidos biológicos, que reduce el riesgo de rechazo y funciona de forma autónoma.

La operación fue llevada acabo con éxito el pasado miércoles en el hospital Georges Pompidou de París y se realizó en el marco de un «ensayo clínico», indicó la empresa Carmat en un comunicado.

El corazón implantado, explicó, genera una circulación sanguínea de forma autónoma a nivel fisiológico. Asimismo, el director general de la empresa, Marcello Conviti, pidió prudencia sobre los resultados de este primer implante porque «sería prematuro sacar conclusiones cuando se trata de un único trasplante» y porque el periodo postoperatorio es todavía muy corto».

Aún así, según la nota de prensa del hospital, el paciente se encuentra despierto y puede comunicarse con su familia. Carmat confía en que el corazón artificial que ha desarrollado imite a la perfección el funcionamiento de un órgano natural, adaptando de forma autónoma su ritmo a la actividad del portador sin necesidad de un control externo.

La prótesis está desarrollada a partir de los componentes, a menudo de origen animal, de válvulas cardiacas. Gacias a sus tejidos biológicos y a su concepción autónoma, el corazón resuelve, de acuerdo con sus creadores, los principales problemas a los que se enfrentan las prótesis cardíacas artificiales.

Curiosidades relacionadas
Comentarios