La calabaza de Halloween era un nabo

linternas_halloween_nabosCuando se acerca el 31 de octubre, en los países que tienen por tradición celebrar la noche de Halloween, muy especialmente los Estados Unidos, se suelen vaciar calabazas que utilizan a modo de farol durante la noche. En ellas se suelen tallar desde caras monstruosas hasta formas geométricas diversas. Sin embargo, en sus orígenes, no se utilizaban calabazas, sino nabos.

A pesar de que existen diferentes versiones, la historia se remonta al siglo XVIII, cuando un granjero irlandés llamado Jack –de ahí deriva el nombre que se le ha dado a las calabazas, Jack-o-lantern-, engañó astuciosamente al diablo. Jack, además de poco trabajador, era conocido por ser un gran bebedor y un jugador incansable. Cuenta la leyenda que, en una ocasión, el diablo se presentó frente a él con la intención de llevárselo al infierno, pero parece ser que Jack no tenía la menor intención de acompañarle.  Así que se le ocurrió retar a Satanás a trepar a un roble –otras versiones hablan de un manzano-. Cuando éste estuvo en la copa, el astuto Jack talló una cruz cristiana sobre el tronco, lo cual horrorizó al diablo, impidiéndole el descenso. Esta ventajosa situación, permitió a Jack hacer un pacto: le permitiría descender del árbol si el diablo le libraba de su adicción al juego y al alcohol, a lo cual accedió.

Sin embargo, cuando Jack murió, no se le permitió entrar en el cielo, pues había cometido demasiados pecados; tampoco pudo entrar en el infierno, al haberse burlado del propio diablo. De este modo, Jack quedó condenado a vagar por la oscuridad hasta el día del Juicio Final. Para guiarse en su camino, Satanás le entregó una brasa del infierno que no se apagaba nunca. A Jack se le ocurrió construirse un farol utilizando un nabo como recipiente en el que introducir la brasa.

En el folklore irlandés, era habitual tallar “faroles de Jack” hechos con nabos –otras veces, incluso remolachas- para ahuyentar los espíritus malignos. Los irlandeses que emigraron a mediados del siglo XIX a los Estados Unidos observaron que en aquellas tierras abundaban mucho más las calabazas que los nabos. De este modo, sustituyeron una hortaliza por la otra para crear estos característicos farolillos.

 

http://www.arries.es/recursos/imagenes/arcanum/linternas_halloween_nabos.jpg

http://mujer.starmedia.com/celebraciones/donde-proviene-calabaza-halloween.html

Curiosidades relacionadas