Crean el primer embrión de la quimera cerdo-humano

El mundo está un poco más cerca de hacer real uno de los dilemas éticos más ‘gores’ que jamás se puedan afrontar. Han conseguido producir un embrión con una combinación de ADN de cerco y de ser humano, para poder crear una «quimera».  A los investigadores encargados se les permitió desarrollar este experimento antes de destruir la muestra. Casi con toda seguridad pronto les dejarán desarrollar aún más esta prueba, pero los retos técnicos y las barreras que han superado los expertos de momento han sido más duras de lo que esperaban.

Las quimeras son organismos formados a partir de dos óvulos fertilizados (o cigotos) de dos especies diferentes. Aunque parezca algo sacado de una película de terror, hay buenas razones por las cuales los expertos quieren probar con ellas. En particular, para poder dar una solución a personas que necesitan donantes de órganos; esta quimera en particular podría ofrecer una solución, produciendo órganos lo suficientemente similares, dicen, a los nuestros para ser trasplantados de manera efectiva.

La idea puede hacer enloquecer a unos, pero otros argumentan que no es peor que criar animales en condiciones denigrantes sólo para comérselos. También es un tanto difícil decirle a alguien que espera la donación de un órgano que su futura solución no es lo suficientemente ética.

Las instituciones políticas han visto estas soluciones como algo muy lejano, y la noticia del éxito en la creación de un embrión quimérico de cerdo y humano sirve como una llamada de atención que no podemos dejar pasar, puesto que en el futuro habrá, muy probablemente, problemas en torno a estas prácticas. «El objetivo final no es otro que hacer crecer tejidos y órganos trasplantables para salvar vidas, pero aún estamos muy lejos», afirma Juan Carlos Izpisua, del Instituto Salk. «Pero este es un primer paso importante».

Juan Caros comenzó poniendo células madre de ratas en un embrión de ratón, algo que otros han conseguido anteriormente. A continuación, utilizó herramientas de edición de genes para eliminar los genes de ratón responsables del desarrollo de los órganos específicos y los reemplazó con los equivalentes de una rata. «Las células de rata tienen una copia funcional del gen de ratón que falta, para que puedan completar células de ratón en los huecos de los órganos «vaciados»», afirma el doctor Wu, involucrado en la investigación.

Previamente se introdujo células madre humanas en un embrión de ratón, pero los resultados no fueron los esperados. Ahora, esta nueva investigación quiso ser ambiciosa y reunió a un conjunto de 40 profesionales, para tratar de realizar el experimento con embriones de vacas y de cercos. La primera opción era demasiado compleja y costosa, y decidieron enfocarse en los cerdos.

Pero no fue nada fácil. Los cerdos tienen un periodo de gestación de cuatro meses, por lo que su desarrollo es mucho más rápido que para los seres humanos. «Es como si las células humanas entrasen en una autopista que va más rápida que lo que ellos están acostumbrados a circular», afirma el investigador principal. «Si circulas a velocidades enormemente diferentes, tendrás un accidente».

Aunque finalmente el equipo logró obtener células madre pluripotentes para formar una quimera dentro del embrión de un cerdo, el producto era más cerdo que humano. Los autores consideran que es algo bueno, ya que muchos de los problemas éticos surgirían con la creación de una criatura con un aspecto o una estructura cerebral similar al humano.

Los embriones fueron destruidos al cabo de 3-4 semanas, después de haber demostrado ser viables llegados a ese punto. Los autores quieren trabajar ahora en la inserción de genes humanos en otro tipo de quimeras, para investigar más sobre ellos.

Fuente http://www.iflscience.com/plants-and-ani...
Curiosidades relacionadas