Estudios recientes asocian los yogures con la obesidad infantil

yogurGUn estudio llevado a cabo por el virólogo francés Didier Raoult, sugiere que los yogures y otras bebidas lácteas hinchadas de pro-bióticos, podrían tener un papel crucial en la epidemia de obesidad infantil que azota a Francia y a otros países con dietas similares. Este reciente hallazgo publicado en la revista Nature, ha llevado al gobierno francés a ejercer presión sobre el grupo Danone para que este revise sus métodos y la fórmula de sus yogures.

Los alimentos probióticos son alimentos con microorganismos vivos adicionados que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos. Contienen esta clase de microorganismos y, por tanto, son alimentos probióticos los yogures y otros productos fermentados de la leche, el kéfir, el jocoque y otros.

 

 

 

Pues bien, la investigación ha revelado que los pro-bióticos que Danone añade de forma sistemática en diversos yogures, «elementos maravillosos que refuerzan las defensas inmunitarias», son los mismos que los utilizados desde hace mucho tiempo en la cría industrial de ganado, como activadores del crecimiento para engordar más rápidamente a los cerdos y pollos.

De hecho, a principios de año, los investigadores han tenido la idea de comparar la flora intestinal de los obesos y de los no obesos. Para nuestra sorpresa, resulta que la gente obesa tiene unas cantidades mucho mayores de ciertos tipos de microorganismos, precisamente los mismos que se encuentran en los yogures «Activia» o «Actimel». Concretamente, bacterias Lactobacillus spp., Bifidobacterium spp. y Enterococcus spp.

Loa análisis de estos productos probióticos utilizados con fines terapéuticos y clasificados como «alimentos funcionales», mostraron que contienen altas concentraciones de Lactobacillus spp vivo. y Bifidobacterium spp. (Hasta 108 organismos por gramo o mililitro). Estas concentraciones son similares a los utilizadas en los animales como promotores del crecimiento.

Didier Raoult expresa : » Se han autorizado para la alimentación humana potenciadores de crecimiento utilizados en la cría (de animales), sin pararse a pensar e investigar cuál sería el efecto sobre los niños»

danone2Los alimentos funcionales, incluyendo los productos lácteos fermentados que contienen probióticos, están ganando popularidad entre la población, especialmente entre los niños, pero son muy pocas las investigaciones que se han llevado a cabo, sobre todo en lo que respecta a la conexión entre estos productos y el aumento de peso.

Sorprendentemente, el nivel de regulación para el uso de probióticos en los seres humanos es menos estricto que el de su uso en animales. Las diferentes especies bacterianas involucradas y las concentraciones presentes en los productos, muchas veces no es una información expuesta clara para los consumidores.

Los efectos a largo plazo de los probióticos como suplementos alimenticios humanos, o como terapia nutricional no han sido evaluados rigurosamente, por eso finalmente,  se eliminará la publicidad engañosa sobre las propiedades de estos productos (como su papel en la prevención de resfriados y gripes, o en la regulación del tracto intestinal), ya que hasta el momento, no hay pruebas científicas que avalen las bondades que la marca anuncia en sus publicidades.

Fuente http://ecocosas.com/noticias/danone-acti...
Curiosidades relacionadas