¿Por qué no se ven palomas bebés?

Es un dilema que se habrán planteado todas aquellas personas que viven en la ciudad: ¿dónde están las palomas bebé? Afortunadamente, hay algunas explicaciones a este dilema.

En primer lugar, las palomas que solemos encontrar en las calles son, probablemente, la Columba livia domestica. Esta subespecie de ave ha sido criada originalmente de las palomas silvestres que se reproducen entre los acantilados y las grietas de las montañas alrededor de Europa, norte de África y Asia occidental. A pesar de que la casa de esta subespecie es ahora la metrópoli, todavía tienden a anidar en los bordes y en las cavidades de los edificios altos.

«Solo si puedes ver un nido es cuando podrías ver los pichones», afirma Debra Kriensky, bióloga de conservación en la Audubon Society de Nueva York, en declaraciones a IFLScience. «Cuando abandonan el nido ya son bastante grandes, y se parecen a las aves adultas más de lo que lo hacen los pollitos». Este proceso tarda entre 25 a 32 días; por lo tanto, a menos que les sorprendas en este breve período en la parte superior de un edificio, es poco probable que puedas verlos.

«Las palomas nacen «desnudas», y necesitan crecer sus plumas antes de dejar el nido», agrega Martin Fowlie de la Real Sociedad para la Proteción de Aves. «Permanecen en sus nidos hasta que son capaces de volar, como otras especies de nidificación».

 

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas