Los increíbles animales que habitan las profundidades de la costa australiana

Durante un viaje en el Mar del Coral, en Tasmania, un grupo de investigadores analizaron las profundidades del océano y encontraron algunos animales realmente extraños. Esta es la primera vez que los expertos han tenido la oportunidad de buscar en las oscuras aguas de la profundidad de la costa este australiana.

Gusano de maní

Le podemos ver en la imagen que encabeza el artículo, y creo que todos pensamos que el gusano de maní parece otra cosa muy distinta. Sin embargo, aquellos que descubrieron a esta criatura fálica decidieron ponerle el nombre de su aparente semejanza con un cacahuete, ya que, dicen, cuando este animal contrae la cabeza hacia el interior enfrentándose a un depredador se parece mucho a este fruto seco.

Corallimorpharia

Relacionada con las anémonas de mar, las medusas y los corales, aunque, a diferencia de estos últimos, tiene un tacto más suave.

Pez sin rostro

Muchas especies de peces han eliminado los ojos de su rostro, pero este va más allá: no tiene absolutamente nada en su parte frontal. Conocido oficialmente como congibadejo sin rostro –Typhlonus nasus-, habita aguas de hasta 4.000 metros de profundidad.

Cangrejo puntiagudo

Técnicamente no es un cangrejo, ya que está más relacionado con otros crustáceos, pero es curioso como hay una subespecie que ha ido evolucionando desde un caparazón liso hasta uno puntiagudo.

Arañas de mar

No son arañas, es algo aun más raro. Sin órganos específicos para respirar o para digerir, y con las piernas completamente huecas, deja claro que algunas especies pueden llegar a cuestionar realmente qué significa ser un animal vivo.

Esponjas carnívoras

Estas esponjas producen espinas de silicio -vidrio- para atrapar a sus presas. Además, tiene una producción de células realmente interesante: todas son células madre, por lo que puede convertirse en cualquier otro tipo de célula en el cuerpo de la esponja. Esto les permite que, cuando la presa es capturada por por la espina, las nuevas células pueden migrar a la víctima y digerirla. Realmente extraño.

Pez dragón

La profundidad no sería tan interesante sin bestias fluorescentes. El pez dragón cumple esta función: resplandece y atrae a sus presas con su luz.

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas