Pamukkale, el castillo de algodón de Turquia

pamukkale 05 Pamukkale, cuya traducción más exacta es «castillo de algodón», forma parte de un paisaje fascinante caracterizado por su riqueza en contrastes: El azul  de las aguas, el verde de las montañas, el blanco de la sal… Todo ello producto de la acción de las aguas termales sobre la roca calcárea.

Ubicado en el Valle de Menderes el castillo es fruto de los movimientos tectónicos que tuvieron lugar en la depresión de la falla de la cuenca del río Menderes que causaron además de frecuentes terremotos, la aparición de numerosas fuentes de aguas termales.

Además de algún material radioactivo, estas aguas contienen grandes cantidades de bicarbonato y calcio. Cada segundo brotan de las fuentes 250 l de agua, lo que produce la precipitación del calcio dando lugar a gruesas capas blancas de piedra caliza que bajan en forma de cascadas por la ladera de la montaña, adquiriendo un aspecto de cascada congelada.

Este fenómeno también es el responsable de la formación de travertinos, formaciones con aspecto de terrazas en forma de medialuna que se disponen formando escalones de 1 a 6 metros de altura, con estalactitas de carbonato cálcico que sostienen y unen estas terrazas. El carbonato de calcio se deposita primeramente como una gelatina blanca que eventualmente se endurece (de ahí la prohibición de calzado) y luego se convierte en parte de la estructura del travertino. El Valle de Menderos alberga diecisiete manantiales de agua termal que tienen temperaturas muy variadas desde tibia a caliente hirviendo.

4MP859 Digital CameraUno de los espectáculos más extraños de Pamukkale son sus edificios antiguos de Hierápolis medio enterrados por los depósitos de carbonato de calcio a lo largo de  milenios. Hierápolis era una ciudad spa griega, muy popular entre los ricos del mundo antiguo durante siglos. De hecho, la ciudad no fue abandonada por completo hasta finales del siglo XIV.

Los griegos frigios atribuyeron a sus aguas propiedades terapéuticas, otorgadas por los dioses, especialmente Asclepio (semidios de la medicina) y su hija Hygieia (diosa de la salud, la higiene y la sanación), bajo la protección de Apolo (dios de la medicina y la curación).

Muchas personas acuden a bañarse en estos travertinos para experimentar los efectos curativos del agua, que según dicen, ayuda con la presión arterial alta, los ojos y enfermedades de la piel y problemas de circulación, entre muchos otros. Sin embargo son muchos los turistas que acuden para simplemente, disfrutar del espectáculo del lugar.

TTC_2012_001

 

Fuente http://es.wikipedia.org/wiki/Pamukkale..... http://viajerosdelmisterio.es/pamukkale-...
Curiosidades relacionadas