Una nueva isla nacida en el Pacífico devora a otra más antigua

En noviembre del año 2013 la erupción de un volcán oceánico hizo crecer una nueva isla, Niijima, situada a 500 metros e Nishino- shima, otra isla volcánica de tan solo 40 años. Ahora, cuatro meses más tarde de la aparición de Niijima, ambas se han convertido en una masa de tierra, y la erupción del volcán no muestra signos de disminuir.

La fusión de las islas han originado una porción de tierra mucho mayor que las originales, de más de 1.000 metros de diámetro.  Dos conos se han formado alrededor de los respiraderos y alcanzan más de 60 metros sobre el nivel del mar, triplicando el punto más alto de la isla en diciembre. Flujos de lava más activos se atisban ahora en el extremo sur de la isla.

Sobre ellas, una nube de gases volcánicos, vapor y ceniza se cubre la isla. Pequeñas partículas en la columna de humo están sembrando la formación de nubes de cúmulo mullidas. La forma intermitente y palpitante de la corriente de nubes podría ser un reflejo de la propia erupción volcánica que sigue en activo. Asimismo, bajo el agua, los sedimentos parecen moverse en un penacho verde que se extiende hacia el este de la isla.

Curiosidades relacionadas