Australia reduce el consumo del 80% de bolsas de plástico en solo tres meses

Hay una creciente corriente mundial para luchar contra los plásticos de un solo uso. La naturaleza está acusando el descerebrado uso de este material en productos que tienen una vida útil muy corta, pero con una vida contaminante muy alta.

Para solucionar esta problemática, uno de los pilares será cambios en la política para promover medidas amigables con el medio ambiente. Y uno de los países pioneros ha sido Australia, prohibiendo a las dos cadenas de supermercados más grandes utilizar bolsas de plástico, reduciéndose así en la isla el 80% del consumo total de bolsas.

Al principio no fue fácil: Woolworth, una de las cadenas implicadas, culpó a la medida por una caída en las ventas, y Coles, la otra empresa implicada, decidió realizar una medida que, por ejemplo, se hace en Barcelona: pagar una pequeña cantidad de dinero por las bolsas.

Pero solo unos meses después, la Asociación Nacional de Minoristas de Australia informa de que la prohibición del uso de bolsas de plástico ha sido un éxito. Esta organización estima que, en este período, se han dejado de utilizar unas 1.500 millones de bolsas.

En octubre, Europa votó a favor de prohibir completamente el plástico de un solo uso para 2021, aunque los estados miembros aun tienen que aprobar dicha ley. Mientras tanto, Woolworth y Coles han demostrado que estos pequeños cambios pueden significar mucho para el planeta.

Fuente Science Alert
Curiosidades relacionadas