Una mujer sufre quemaduras al explotarle un váter

La Audiencia de Barcelona ha admitido a trámite el caso de una mujer que demandó a un bar tras explotarle el váter del mismo provocándole quemaduras en las piernas.

La demandante entró en el servicio de un bar en la calle Ample, en pleno Barrio Gótico de Barcelona. Al sentarse en el váter se produjo inesperadamente una explosión que le provocó quemaduras graves, de segundo y tercer grado, en las piernas y por las que ha tenido que recibir un injerto de piel.

La víctima demandó al local, pero curiosamente el caso fue archivado. Ahora ha llegado a la Audiencia de Barcelona, quien sí lo ha admitido, tal y como han informado los medios locales.

Según el informe pericial, la explosión se debió a una limpieza insuficiente de la fosa séptica y a una mala ventilación del inodoro, que desprendió gas metano, un componente sin olor y por lo tanto imperceptible para el olfato. Al parecer, cuando la mujer accedió al lavabo y encendió el interruptor de la luz saltó una chispa que pudo ser el detonante de la explosión. Además, al sentarse en el váter y taponar el aire favoreció, sin saberlo, la deflagración.

Curiosidades relacionadas