Los chimpancés pueden reconocerse por el trasero

Chimpanzee_Family_600 Aunque los chimpancés recuerdan los rostros, una nueva investigación muestra que estos primates también son capaces de reconocerse por las nalgas de sus parientes, y de una forma casi tan buena como nosotros recordamos caras conocidas. Pero no sólo eso: los chimpancés utilizan el mismo proceso cerebral al ver un trasero que el que utilizamos nosotros al ver un rostro familiar.

La capacidad para reconocerse unos a otros es importante para los animales sociales. Para los seres humanos, la cara ofrece información importante más allá de la identidad, como el atractivo y la salud. Para los chimpancés, las nalgas tienen el mismo propósito; por ejemplo, pueden determinar si en el grupo hay un pariente o una hembra que está ovulando.

«Las caras son de enorme importancia para las personas, y todas las características del rostro están dispuestas de manera óptima para ser visto y comunicarse», afirma Mariska Kret, neuropsicóloga de la Universidad de Leiden y autora del estudio. «En el transcurso de la evolución, nuestras caras han adquirido más contraste: labios rojos, la parte blanca de los ojos, las cejas y una piel suave que hace que todo sea más visible».

El color también juega un papel importante en los chimpancés. Mariska Kret explica que «los primates hembras tienen dos zonas sin pelo, las nalgas y las caras, haciendo la función de piel, y haciendo que el color sea visible. El trasero de las hembras transmite información a los machos: éste tiene un color más intenso e incluso crece de tamaño cuando la hembra ovula». Los ojos de los primates también son capaces de distinguir con mucha precisión los tonos rojos, según los investigadores.

 

Fuente http://www.seeker.com/butts-are-to-chimp...
Curiosidades relacionadas