La extraña orca blanca encontrada en las aguas de Rusia

default-1472826914-cover-image Las orcas, conocidas coloquialmente como «ballenas asesinas», normalmente lucen una ‘piel’ blanco y negro que las caracteriza; pero en los últimos seis años, más o menos, múltiples orcas blancas han sido vistas en las aguas de las Islas Kuriles, en Rusia. Ahora, una de ellas (conocida como «Iceberg»), ha vuelto a dejarse ver en la misma región, junto con al menos otros cuatro más pequeños.

Esta orca de 22 años es un ejemplar extremadamente raro de orcas blancas. Sólo uno de cada 10.000 ejemplares son completamente blancos, y de hecho en el Océano Antártico nunca se ha logrado ver a un ejemplar como este. Afortunadamente, los observadores han logrado a identificar a este grupo, situado en el hemisferio norte.

Lamentablemente, según un estudio en la revista Aquatic Mammls, su apariencia no es una buena noticia para ellos; ya sean orcas albinas, o que simplemente tengan una pigmentación irregular, este color hace que sean más visibles para los depredadores, así como tener una menor capacidad de absorción de calor en aguas gélidas. Incluso, pueden tener problemas al ser identificado por otras orcas como un miembro de su misma especie.

Y lo que es peor, podría ser un síntoma de que estas orcas están relacionándose a través de la endogamia. Erich Hoyt, miembro del Far East Russia Orca Project (FEROP) y miembro de la International Union for the Conservation of Nature (UICN), declaró a The Independent que «tener un grupo de entre cinco y ocho orcas blancas en aguas rusas podría indicar un grave problema de endogamia».

Una posible causa de esta tonalidad blanquecina es lo que se llama síndrome de Chediak-Higashi, un trastorno genético que causa el albinismo, que además incrementa la vulnerabilidad a las infecciones respiratorias y trastornos del sistema nervioso. Una orca cautiva blanca llamada Chimo tenía este problema, y murió a los cuatro años de edad.

content-1472826553-14124529-1501591803200332-2270396583633299633-o

Es posible que «Iceberg» también sufra el mismo problema, por supuesto, y que pueda ser transmitido a la siguiente generación a través de la endogamia. Sin embargo, el hecho de que haya sobrevivido hasta los 22 años de edad, es una señal de que ha llegado hasta la madurez. «Tenía de 15 a 17 años de edad cuando lo vimos en 2010, por lo que creemos que ronda los 22 años. Esta edad es significativa», señala Erich Hoyt.

Las orcas son cetáceos dentados que pertenecen a la familia de los delfines. Estos depredadores se pueden encontrar en las aguas de todo el mundo, desde la Antártida hasta el Ártico, pero como sucede con muchos animales, la pérdida del hábitat, la contaminación oceánica, las prácticas pesqueras abusivas y la captura por los seres humanos ha hecho que su número se reduzca drásticamente en los últimos tiempos.

Fuente http://www.telegraph.co.uk/news/2016/09/...
Curiosidades relacionadas