Esta imagen no tiene píxeles rojos, ¿por qué podemos ver el color igualmente?

Este fin de semana anterior se celebró cuatro años de The Dress: la extraña foto de un vestido que dividió internet durante más de una semana sobre si este era azul y negro o blanco y dorado. por lo tanto, no está de más que, en esta fecha, os enseñemos una foto igualmente enloquecedora.

La foto fue creada por Akiyoshi Kitaoka, un profesor de psicología de la Universidad Ritsumeikan, en Japón, que se especializa en crear ilusiones ópticas (su cuenta de Twitter es muy recomendado). Como se puede ver en la imagen, se percibe el color rojo a pesar de que en ella no hay píxeles de ese color. Aunque muchos usuarios de Twitter intentaron argumentar este hecho, una persona demostró que los píxeles son entre grises y verdes:

Este fenómeno se crea a través de una ilusión similar a la que causó tanta agitación con The Dress: constancia de color. Es la forma en la que tu cerebro corrige el color del mundo cuando se filtra a través de una luz diferente.

Cuando ves algo, la luz que entra en tu ojo está hecha de diferentes longitudes de onda que provienen tanto de los pigmentos de los objetos que te rodean como de la luz que los ilumina.

Quizá te interese:

“Imagínate que vas caminando por la calle bajo el cielo azul. Ese color está, en cierto sentido, contaminado por todo color que ves”, explica Bevil Conway, experto en percepción visual del National Eye Institute. “Si sacas una manzana roja fuera bajo un cielo azul, hay más longitudes de onda azules entrando a tu ojo; si ves esa manzana con luz fluorescente o incandescente sin esa misma inclinación, los pigmentos de la manzana son exactamente iguales, pero porque el contenido espectral de la fuente de luz es diferente, el espectro que entra en tu ojo que se refleja en el objeto es diferente”.

Debido a que toda esta “contaminación” de color proveniente de fuentes de luz no es realmente útil (sería muy confuso si un plátano se viera amarillo por la mañana y verde por la tarde, por ejemplo), nuestros cerebros han evolucionado hasta poder ver el color correcto. Permite que podamos ver los colores sin importar la iluminación.

“En esta imagen, alguien ha manipulado muy inteligentemente la imagen para que los objetos que estás mirando reflejen lo que sería acromático o en escala de grises, pero la fuente de luz que tu cerebro interpreta para estar en la escena tiene este componente azulado”, afirma el mismo experto. “Tu cerebro dice: la fuente de luz con la que estoy viendo estas fresas tienen algo de componente azul, así que voy a restar eso automáticamente de cada píxel. Y cuando coges píxeles grises y restas ese sesgo azul, acabas viendo el rojo”.

Bevil Conway también afirma que esta ilusión se ve favorecida por el hecho de que reconocemos los objetos como fresas, que asociamos con el color rojo, por lo que nuestro cerebro ya está cableado para buscar esos pigmentos.

Curiosidades relacionadas
Comentarios