El plástico emite gases de efecto invernadero, como los vehículos o las fábricas

Un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Hawai ha revelado que los plásticos, en especial aquellos que solo se usan una vez, son un problema para la naturaleza no solo por ser un compuesto que se degrada a los miles de años, sino que producen gases de efecto invernadero a medida que se produce esta descomposición.

El equipo probó siete tipos comunes de plástico al exponerlos a condiciones de radiación ultravioleta similares a las que tendrían si se dejaran arrojados en el exterior o en el océano. También, quisieron probar piezas de diferentes tamaños, ya que, a medida que el plástico se descompone, se rompe en trozos cada vez más pequeños.

Descubrieron que, en el caso del polietileno de baja densidad (LPDE), cuando está en un estado casi en polvo, produce 488 veces más metano que los trozos grandes. También encontraron que los plásticos, en la superficie, emiten más gases que cuando están en el océano.

En términos de cambio climático, el tamaño exacto del impacto aún no se ha determinado, pero dado cuánto plástico hay tirado por ahí, puede ser similar al de los vehículos o las fábricas, según el coautor del estudio, David Karl.

Los plásticos del océano represetan un peligro para la fauna marina y transforman los ecosistemas; los terrestres, mientras, se descomponen a un ritmo más rápido, pero contribuyen al cambio climático. Así pues, hacen falta más estudios para comprender el impacto real de los plásticos en el cambio climático, así como realizar esfuerzos para paliar este hecho.

Curiosidades relacionadas
Comentarios