La roca terrestre más antigua jamás encontrada estaba en la Luna

Un grupo de científicos ha descubierto lo que puede ser la roca más antigua de la Tierra, encontrada en una muestra lunar recolectada por los astronautas del Apolo 14, hace casi 50 años.

Pero, ¿cómo es posible que una roca de la Tierra termine en la Luna? Es probable que un gran impacto en la Tierra hiciera desviar esta pieza al espacio cis-lunar, donde aterrizó en nuestro satélite y se mezcló con otros materiales de la superficie.

«Es un hallazgo extraordinario que ayuda a pintar una mejor imagen de la Tierra primitiva y el bombardeo que fue moldeando el planeta durante los primeros años de vida de este», afirma el doctor David Kring, Investigador Principal del Centro para la Ciencia y Exploración Lunar (CLSE), en un comunicado.

El equipo del CLSE analizó el regolito lunar, un material similar al polvo fino que se encuentra en la superficie de la Luna, y encontraron un fragmento de 2 gramos de roca hecha de cuarzo, circón y feldespato; todos son comunes en la Tierra, pero son muy extraños en nuestro satélite. Según el análisis químico, este fragmento cristalizó en un entorno oxidado similar a la Tierra y a temperaturas terrestres, en lugar de las raras condiciones lunares.

El equipo descubrió que esta roca probablemente cristalizase a unos 20 kilómetros por debajo de la superficie de la Tierra. Un gran impacto lo separó y lo lanzó al espacio cis-lunar. En ese entonces, la Luna estaba mucho más cerca de la Tierra, más de la mitad de la distancia a la que está hoy. Una vez la roca llegó a la Luna, los impactos que fue recibiendo el satélite hicieron que este material se fuera fundiendo y enterrándose en la superficie, hace unos 3,9 mil millones de años.

Curiosidades relacionadas
Comentarios