Los nombres de los continentes y sus orígenes

América, Europa, Asia… ¿Te has preguntado de dónde provienen los nombres de los continentes de nuestro planeta? Nuestros continentes se formaron hace unos 3500 millones de años, luego de la separación del gran continente Pangea. Han sido cuestiones históricas o culturales las que definieron sus nombres. Y esos nombres, también, son relativamente recientes. Hoy hablaremos sobre sus orígenes.

¿De dónde provienen los nombres de los continentes?
¿De dónde provienen los nombres de los continentes?
África

Su nombre surge de los romanos y gracias a una tribu africana.

Tras la conquista de la ciudad de Cartago, en el norte de África, durante la Tercera guerra púnica, (el enfrentamiento militar entre la República romana y la antigua colona fenicia de Cartago) en el 146 a.C., los romanos llamaron al territorio África por la tribu Bereber de Afri, quienes vivían en lo que es en la actualidad es Túnez y el este de Argelia.

Como los romanos siguieron expandiendo el territorio hacia todos los puntos cardinales, el nombre África empezó a ser sinónimo de estas tierras que llegaron a formar un continente, explica El Diccionario Conciso de Nombres de Lugares del Mundo, de Oxford.

«Afri puede derivar de la palabra Bereber ‘afar’ que significa polvo o tierra», explica el diccionario.

Un paisaje africano.
América

El nombre del continente surge en honor al explorador italiano Américo Vespucio que participó en al menos dos viajes al «nuevo mundo».

La primera vez que se usó ese nombre para el continente fue en un mapa de 1507 del cartógrafo alemán Martin Waldseemüeller, que es considerado el certificado de nacimiento de América.

Se especula que el cartógrafo tomó el nombre de Américo y lo transformó en femenino «porque los otros nombres de los continentes en Latín son femeninos», según explica John Hessler, curador de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, donde se encuentra la única copia de ese mapa que sobrevivió al paso del tiempo.

Una de las maravillas del mundo en América.
Antártida

El continente blanco, como se lo suele llamar coloquialmente, recibe su nombre como la contracara al polo norte.

Es decir que Antártida significa «opuesto al Ártico» y deriva del griego ‘anti’, opuesto, y ‘arktikos’ Ártico. Vale aclarar que polo norte o Ártico no es un continente sino un mar congelado.

La gélida (y hermosa) Antártida.
Asia

Su significado es desconocido, pero existen varias teorías. El Diccionario Conciso de Nombres de Lugares del Mundo, de Oxford, enumera algunas. Puede derivar de la palabra ‘asu’ que significa «este» o «tierra del sol naciente» en el idioma acadio, una lengua actualmente extinta de la antigua Mesopotamia.

Otra posibilidad es que provenga de ‘Assuva’ o ‘Asuwa’ mencionado por el rey de los Hititas cuando reportó la victoria en la «Tierra de Assuva» en el 1235 a.C.

También puede ser que derive de un nombre originado en Turquía que rápidamente se expandió por todo el territorio hacia el este.

Asia y su belleza milenaria.
Europa

Como primera opción, el nombre del continente refiere a la mitología griega. Europa era la hija de Agénor, rey de Fenicia que fue expulsado de la isla de Creta por Zeus, el dios de dioses de los griegos.

Geográficamente, fue mencionada por primera vez en un poema griego en el siglo VIII a.C. Pero su uso no fue muy extendido hasta el siglo XVII, señala el Diccionario Conciso de Nombres de Lugares del Mundo, de Oxford.

Europa también está asociada a la palabra griega ‘eurys’, que significa una amplia región. También puede derivar del fenicio ‘ereb’, que es oeste o «tierra del sol poniente».

Oceanía

El nombre del continente fue propuesto por Conrad Malte-Brun, un geógrafo danés, en 1812.

Y posiblemente deriva de Océano, un Titán e hijo de Urano (Cielo) y Gaia (Tierra), que gobernaba el océano, según la mitología griega.

Islas de Oceanía. Nos vemos allá.
Los continentes se mueven

Lo cierto es que más allá de los nombres de los continentes y las discusiones sobre cuántos son, es importante resaltar que la Tierra es un sistema complejo, dinámico y para nada estático.

Muchos creen que el paisaje es algo fijo y confiable, pero todas las placas se están moviendo. En algún lugar del mundo está ocurriendo un terremoto o un deslizamiento. Todo el tiempo están pasando cosas a nivel geológico en el planeta.

Piensa en ello, en el continente en el que estés, mientras lees esto.

Fuente Desde cuándo existen los continentes tal y como los conocemos (y de dónde viene el nombre de cada uno)
Curiosidades relacionadas